Iniciativa que propone la creación del Instituto Nacional Electoral (INE)

Fecha: 16/05/2013 | Autor: Héctor Muñoz | Categoría: Noticia

 

           

Iniciativa presentada por los Senadores Ernesto Cordero Arroyo, Héctor Larios Córdova y Fernando Herrera Ávila y del Dip. Luis Alberto Villarreal García, del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, la que contiene proyecto de decreto por el que se reforman los artículos 21, 41, 60, 73, 76, 99, 102, 105, 116 y 122 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

 

SE TURNÓ A LA COMISIÓN DE PUNTOS CONSTITUCIONALES DE LA CÁMARA DE DIPUTADOS.

Propone la creación del Instituto Nacional Electoral (INE), el cual sustituiría al Instituto Federal Electoral (IFE) y a los 32 institutos equivalentes en cada entidad. Gozaría de autonomía constitucional, su máximo órgano de gobierno se integraría por diez consejeros y un presidente, con derecho a voz y voto, además de las representaciones partidistas y del Poder Legislativo, solo con derecho a voz. El Instituto Nacional Electoral sería la autoridad responsable de organizar la celebración de los comicios para elegir tanto a representantes a nivel federal, como a representantes a nivel local.

 

Por otra parte, se estima pertinente que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) sea la autoridad responsable de resolver las controversias que se susciten a partir de las decisiones que tome el Instituto Nacional Electoral, por lo tanto resolvería las impugnaciones que se hicieren tanto para procesos electorales a nivel federal, como a nivel estatal y del Distrito Federal.

 

Las reformas proponen una nueva fórmula para el financiamiento que reciben los partidos políticos nacionales para las actividades que realizan en las diversas entidades federativas con el objeto de ahorrar recursos públicos que se utilizan para financiar sus respectivas actividades ordinarias y de campaña en las elecciones locales. Se establecen mejores instrumentos de fiscalización para conducir las investigaciones, con el objeto de evitar que a través de dichos esquemas de financiamiento paralelo, se violenten tanto las restricciones constitucionales, como las establecidas en la legislación secundaria en lo relativo al origen del financiamiento partidista y el respeto a los topes de gastos de campaña.
 

Se establece la facultad expresa en el artículo 73 para que el Congreso de la Unión emita leyes que regulen a los partidos políticos; que regulen la organización y desarrollo de las elecciones y que regirá en el ámbito federal y de las entidades federativas; y que establezca los delitos electorales.

 

Se crea con base constitucional la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Electorales, como fiscalía autónoma encargada de la investigación y persecución de los delitos electorales. Se propone que el nombramiento del titular de este órgano lo realice el Senado de la República.

 

Se modifica lo conducente para la procedencia de la acción de inconstitucionalidad, tomando en consideración que ya no habrá leyes electorales locales. Se conserva la facultad de que los estados regulen en sus constituciones locales lo que no se contenga en la ley general.

 

 

 

A manera de Conclusión:

 

Antes que nada, se debe analizar como si dicha iniciativa no violenta la soberanía de cada estado y también del sistema federal.

 

Es difícil pensar que alguien pueda controlar las elecciones federales, estatales y municipales, y autoridades administrativas municipales en el país.

 

Pero aun más difícil el poder garantizar, la celebración de elecciones justas, libres, equitativas y apegadas a un marco legal único, sabiendo que los partidos políticos, sobre todo los que ahora son oposición o de izquierda, cuando no ganan, existen anomalías, y que dicho Instituto, pueda hacer frente al sometimiento de presiones políticas de los gobernadores en turno y las disparidades normativas que hay en los Estados.

  

Compartir