Trump cuestiona las denuncias de abusos a mujeres

Fecha: 12/02/2018 | Autor: Adylene | Categoría: Noticia

La caída de Rob Porter, el asesor de la Casa Blanca que dimitió el miércoles tras ser acusado de maltratos a sus dos exesposas, ha hecho que se repita el guion: Donald Trump se pone del lado del denunciado por abusos (un hombre) y minimiza a la víctima (una mujer). El presidente estadounidense, que arrastra un largo historial de acusaciones de acoso sexual y de comentarios misóginos, ha defendido a Porter y ha cuestionado implícitamente el movimiento #MeToo (Yo También), que en los últimos meses ha rebajado el umbral de la tolerancia en Estados Unidos y se ha llevado por delante a un reguero de personalidades denunciadas por abusos.

Como en anteriores ocasiones, Trump no ha amainado una tormenta sino que la ha atizado. Tampoco ha adoptado el tono cauto, ejemplificador y transversal esperado en situaciones de ese tipo. “Hizo un muy buen trabajo cuando estuvo en la Casa Blanca. Esperamos que tenga una carrera brillante y tiene una gran carrera por delante”, dijo el viernes sobre Porter, en sus primeros comentarios del escándalo.

El presidente elogió a su exsecretario de personal, calificó de “muy tristes” y “sorprendentes” las acusaciones y urgió a “recordar” que su exasesor ha afirmado con “mucha rotundidad que es inocente”. No hubo ningún reconocimiento a la valentía de las dos exesposas de plantar cara a un hombre poderoso -explicaron su caso a la prensa y aportaron pruebas- ni palabras contra la lacra de la violencia machista. Nada. Incluso John Kelly, el jefe de gabinete de Trump, ha rectificado. Tras calificar el martes, al aflorar las acusaciones, a Porter de un “hombre de integridad verdadera”; el miércoles subrayó que “no hay lugar” en una sociedad para los maltratos a las mujeres.

El sábado por la mañana, Trump dio un paso más. Sin citar a Porter ni al #MeToo, pareció hacer una enmienda a la totalidad a la oleada de denuncias por acoso sexual que han forzado la dimisión de estrellas de Hollywood, la política, el periodismo y un sinfín de sectores. “Las vidas de la gente están siendo destruidas por una mera acusación. Algunas son ciertas y otras falsas. Algunas son viejas y otras nuevas. No hay recuperación para alguien que haya sido falsamente acusado. La vida y la carrera se han terminado. ¿Ya no hay tal cosa como el debido proceso?”, escribió el mandatario en Twitter.

Compartir